Cada año en el mes de julio la provincia de Paucartambo es envuelta por los danzantes y peregrinos que se reúnen en honor a la “Virgen del Carmen”. Durante este encuentro multitudinario se congregan comparsas que encarnan de manera amplia y diversa los diferentes arquetipos que han llegado a calar en el pueblo y su identidad, como seres mitológicos, representaciones de personajes históricos y oficios de la vida cotidiana; al mismo tiempo que interactúan con los visitantes generando un ambiente surreal y explosivo de gran intensidad. En la frontera de este núcleo vibrante, emergen otros tipos de momentos donde las personas, los espacios y la naturaleza parecen quedarse suspendidos y al margen de la vorágine de la propia festividad.

Además, en un encuentro de tiempos y geografías, Paucartambo nos transporta a nuestros orígenes como por ejemplo al permitirnos contemplar las estrellas mientras caminamos y esperamos el amanecer en Tres Cruces, como recogiendo los pasos de los que estuvieron antes que nosotros.

Esta serie de fotos intenta abrir la perspectiva sobre una festividad compleja y rica en simbolismos, evidenciar el reflejo la espiritualidad del hombre contemporáneo que sigue constituyéndose a lo largo de la historia como un hito en nuestra identidad cultural.